chicos

Historia


El Colegio fue iniciado por la Orden de la Merced, con el apoyo e iniciativa de la Liga de Madres de la Parroquia San Ramón Nonato, quienes en 1957 pusieron en funcionamiento el jardín de infantes.

Unos años más tarde en 1960 se comenzó con el nivel primario y en el transcurso de los siguientes años se abrieron nuevas secciones y se incorporaron docentes para las materias especiales.

En 1968 el Colegio quedó debidamente incorporado a la enseñanza oficial y en 1965 comienza a recibir aporte estatal lo que facilita el crecimiento del alumnado y su mayor extensión en todo sentido hasta llegar a quedar organizada en su totalidad la Planta Funcional de Jardín de Infantes y Primaria. A pedido de los padres de los alumnos del colegio, en el año 1993 se inicia el funcionamiento del Nivel Medio.

Durante todo este tiempo en el colegio se ha intentado reflexionar y vivir el carisma propio mercedario, brindando una educación integral inspirada en principios y valores humanistas y cristianos y teniendo en cuenta las modalidades y características propias de la zona.

En el año 1988, la Orden de La Merced entregó el colegio y la parroquia al Arzobispado de Córdoba sumándose de este modo al grupo de los Colegios Parroquiales de la Arquidiocesis, hecho éste que le imprime un carácter propio, es decir menos acentuación desde un carisma religioso, para ser más sensible a las exigencias pastorales de la comunidad parroquial.
 

Ubicacion


El Colegio San Ramón Nonato está ubicado en el sector este de la ciudad de Córdoba, entre las calles Lima al 2000 y la Avenida Patria el 300 del Barrio Alto General Paz, correspondiendo al Decanato 11.

Tiene su entrada principal por el Nº 282 de la anterior avenida y la salida y entrada de alumnos por la calle Lima.

Otra arteria principal es la Avenida 24 de Septiembre, cuyo nombre fue dado en conmemoración a la fecha en que se celebra la Fiesta de la Virgen de la Merced.

La mayor parte de la población escolar proviene del mencionado barrio, como también del Alto y Bajo Yapeyú, pertenecen a familias de empleados públicos, pequeños comerciantes y profesionales en muchos de los casos con dificultades económicas.